viernes, mayo 19, 2017

El faro

No sabes cuanto te agradezco que esta noche y día interminables de tumultuoso oleje mental-verbal, tus palabras y tus ojos hayan sido e faro que me mantuvo a flote. Hoy tuve mucho miedo de no volver a salvo de las marejadas mentales. Perdóname porque en lugar de nadar hacia la superficie usé el lenguaje para inundar nuestra barca. Pero seguimos a flote gracias a ti y eso se queda en el cuerpo como un tatuaje amoroso. Gracias por ayudarme a no naufragar. Te amo.

No hay comentarios: