jueves, mayo 11, 2017

Plenitud


No caben en estas letras los estrecimientos, las palabras, los sabores, las respiración, la vida que me habita. No cabe una descripción de lo feliz que me siento y que eso tiene tu nombre y tu apellido. Nada que pueda decir de esta fe irredenta que siento por ti. Te vuelvo a decir: tenerte cerca es reconciliarse con el mundo. Gracias por ayudarme a deshacer tanto nudos.

No hay comentarios: