sábado, julio 01, 2017

Punto de inflexión

Algunas historias sólo se pueden escribir desde aquí, desde un punto de inflexión que nos quita la forma conocida. Desconocerme en cada grito y cada palabra. Un forma rara de desandarse y volverse extraña hacia una misma. Ahuyentar todo sin filtro. No saber porque ni cómo y tener ganas de decirlo todo. De escribirlo todo. Seguramente este quiebre interno es indicio de algo que aún no alcanzo a comprender.

Aunque mis dedos trastabillen, volveré al lenguaje.


La historia inicia en un rama rota que algún día será un árbol trasplantado.

No hay comentarios: