sábado, julio 01, 2017

Ser capaz de pedir

Más allá de los desencuentros y estruendo de los días, te agradezco que me hayas enseñado a pedir perdón.

No hay comentarios: