lunes, septiembre 18, 2017

Elidir

Toda esta congoja, esté mal estar, la forma estúpida y repetitiva de la caída y la recaída.
Re-caer, volver a caminar en círculos. No saber como patear el tablero de la obstinación. No saber cómo maniobrar y salir feliz, venturosa y con capacidad de decir sin lastimar.

Aún así, no puedo dejar de mirarte, de correr mi ojos sobre ti y decir que TE AMO y que no podría imaginarme mi mundo sin ti.

Ven, acércate, baila conmigo




No hay comentarios: