martes, diciembre 19, 2017

Las palabras y las cosas

Tengo esta taza de té negro entre mis manos y siento la caricia del calor  entre mis palmas.
Así siento el amor, así agradezco el amor.

Hay algo enorme que no puede enunciarse, es como decir que vibrar toda y sentirse infinita,
en un acto de sinestesia permanente puede traducir en una cajita chica de 4 letras.

En un verbo letal que puede conjugarse de maneras infinitas, hermosas, justas y perversas.
Decir que esto enorme no es eso que las palabras dicen, quizá un breve tinte, un pequeñ, pero definitivamente no, el temblor  enorme y muchas veces contradictorio, no puede traducirse.

No hay palabras para describir justamente la energía de las venas y la dilatación húmeda,
ni la garganta asfixiada de deseo con tu lengua.

No hay palabra solo esta certeza, este pensar que contra todo pronóstico y toda lógica, yo a ti, yo a ti, a ti, a ti... te voy a querer siempre.

No hay comentarios: