sábado, diciembre 30, 2017

Tranquilidad

No pensé que la palabra tranquilidad fuera un espejito que ilumina el rostro. No pensé nunca en la felicidad que da la paz mental y el descanso. Tampoco pensé en que algún día mi objetivo no sería el frenesí. Pero hoy en esta víspera de año nuevo, en este cierre de ciclo, agradezco todos los dones otorgados, agradezco el amor, la amistad, mi familia y las cosas sencillas que me han sacado a flote durante este 2017 de transiciones y cambios.

Gracias a todo los sucedido.