sábado, diciembre 21, 2019

Solsticio de invierno

Abro los ojos y me encuentro con la luz que traspasa la bruma. Una especie de gris resplandeciente que deja saber que detrás hay un dorado intenso. Una luz hermosísima que me dice que todo se abre, que los ojos son las puertas de ese dios luminosos que nos acompaña a través del aire. La tierra y sus cambios son la divinidad que nos acompaña y nos abraza. El solsticio como comunicación de todo lo vivo.
Hermosa sensación de saber que todo se mueve. El invierno creativo. El invierno feliz.

No hay comentarios: