martes, abril 28, 2020

Te amo y me siento tan frágil. Con los años me había entrenado a sentir muchos tipos de amor. El que mejor me iba era el independiente, donde estar enamorada no era sinónimo de lazo ni tampoco de compartir espacios, sólo cuerpos, risas y cosas rápidas y bonitas, pero con los años he transitado hacia formas de amor que no sabía. Luego te conocí a ti y me quedé sin coordenadas. Distinta, muy distinta a todo lo que conocía o había imaginado. Sorpresa. Amor es sorpresa y deseo de aprender a vivir con otra que no sé mucho como abordar. Luego te veo sonreír, me acerco a tu cuerpo y huelo tu pelo y entonces, me doy cuenta de que puedo fluir, que te amo de una manera desconocida, algo que no sé explicar, quizá como la primera vez que supe que estaba enamorada de una chica. Algo de infantil, torpe, algo como permitir ser frágil sin que me vuelva loca por no poder controlarme. Por eso, te amo.

No hay comentarios: